12/03/18Debate por el abortoMartín Yeza: “A favor de la ley de aborto, pero en contra del aborto”


El intendente reflejó su posición en la red social Medium, en medio del debate por la despenalización de la interrupción voluntaria del embarazo que se tratará en el Congreso: “si existe una ley se van a practicar abortos de manera segura, con procedimientos y responsabilidades legales determinables”, consideró.

Hace tiempo no veía programas políticos. Esta semana paré la oreja después de mucho tiempo y presté atención para ver qué y cómo se estaba debatiendo sobre el aborto en los medios: Una mujer joven con cara de enojada y un pañuelo hablando a favor de la ley y que toda la gente que esta en contra es cómplice de asesinato si la mujer muere en un aborto clandestino; en el corte una asociación generó una propaganda en contra de la ley con una madre mostrando a su hijo, mencionando que fue fruto de una violación. Muchos nos vemos afuera de ese partido.


En general no me gusta cuando se mezclan cuestiones de conciencia con los motivos por los que se crean las leyes, la gracia de legislar no es que queramos aplicarle a todo el mundo nuestra propia moral, sino que los conflictos de nuestra realidad tengan reglas. Puntualmente cuando se habla en contra del aborto se cae en un facilismo, pensar que si se aprueba la ley la gente va a salir los fines de semana y que a las semanas van a ir al hospital de su ciudad y practicar abortos como si fuera a atenderse un resfrío. Cualquiera que haya tenido un amigo/amiga sabe a lo que me refiero, es traumático, no es algo divertido.


Tampoco me gusta cuando el debate se pone biológico y se discute sobre el momento en el que hay vida; en general son discusiones que se dan entre personas que no están dispuestas a ponerse de acuerdo.


Y del otro lado no me gusta cuando se dice “puede hacer lo que quiera”, porque tampoco es tan así, si bien es una provocación más que una convicción, a los que están del otro lado con caras de enojados en contra de la ley hace que sientan que se banalizan las responsabilidades, se convierte en lo que Martín Bohmer alguna vez denominó “ética fierita del poder”: de hacer las cosas porque tenés poder -sin tener necesariamente los motivos adecuados en reflexión-.


Me siento tranquilo con mi conciencia en esta conclusión: Los abortos se practican y se van a seguir practicando, si existe una ley se van a practicar abortos de manera segura, con procedimientos, con responsabilidades legales determinables. Personalmente nunca estuve en la situación, pero de haber estado en ella creo que nunca se me hubiera ocurrido sugerirle a mi pareja que se practique un aborto. Aceptando que la principal decisión la tiene siempre la mujer. A favor de la ley de aborto, pero en contra del aborto.


Todos los que están a favor de la ley lo van a hacer igual, y todos los que estamos en contra del aborto -haya una ley o no- no deberíamos vernos persuadidos por una ley, por lo que no lo haríamos de todas maneras.


El congreso no tiene que abortar o tener un hijo, el congreso tiene la posibilidad de trabajar una ley. Creo que es absolutamente posible trabajar en una ley inteligente en donde no solamente sea legal el aborto sino que además se pueda reducir la cantidad de los mismos.


¿Es imposible una ley que reduzca los abortos? Porque si pensamos que no es imposible, estamos perdiendo el tiempo peleándonos entre personas que podríamos estar de acuerdo.


Ojalá se apruebe una ley, y más aún podamos aprender a tener debates en donde busquemos más comprendernos que enojarnos entre nosotros.







© 2018 - PIMAMAR 24
PROPIETARIO: DIEGO ANDRES URIBE
DIRECTOR GENERAL: DIEGO ANDRES URIBE
FECHA 21/09/2018 EDICIÓN: Nº
DOMICILIO LEGAL: JASON 429 PINAMAR
REGISTRO DNDA EN TRÁMITE